Decora tu casa con tonos pastel y alegra tu día

En un principio, los colores pastel tales como el rosa suave, azul celeste, amarillo, verde menta y el lavanda eran tonos que se utilizaban únicamente en habitaciones para niños, sin embargo, hoy en día, sirven mucho más que para eso.

Una de las principales ventajas de estas tonalidades es que son fácilmente combinables para cualquier área, es decir, son versátiles. Desde las paredes, hasta los cojines, los colores pastel van bien con todo, además, iluminan cualquier espacio, lo llenan de alegría y crean un ambiente relajado.

Son colores frescos y perfectos para combinar con materiales, como por ejemplo la madera. Estos colores pueden utilizarse para pintar paredes, recomendamos contrastarlas con un color blanco, pues proporcionará una sensación de amplitud y elegancia.

Atrévete a utilizar estas tonalidades en áreas comunes, como la sala o la cocina, aunque, si te parece un tono muy suave, puedes combinarlo con un color más fuerte.

decorar la casa - sala de estar rosa

El color menta es uno de los tonos pastel más populares, pues brindará un aspecto refrescante, perfecta para cualquier interior. Quedará bien en todo lugar, especialmente en salas, cocinas y recámaras, combinado con color blanco y estampados sutiles.

El color lila para los interiores nos ofrece grandes posibilidades, tal y cómo lo puedes ver en la fotografía. Un tono que transmite profundidad, elegancia y relax. Es un color fácilmente combinable con otros tonos pastel, pero sin duda, su mejor duo es el color gris y con contrastes amarillos.

El azul pastel es una tonalidad muy fácil de combinar y por esta razón, es posible crear ambientes con distintas personalidades, además, es un color frío que genera un clima de frescura y serenidad. ¿Qué te parece?

decorar la casa - cocina azul


comments powered by Disqus